Mi tema-problema

Mi tema problema es:  La promoción de la Resiliencia en el ámbito educativo

¿Que es la Resiliencia?

Es un recurso personal o proceso del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas, crecer, ser fuerte, ser transformado positivamente por ellas y triunfar[1].

La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia ante la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la misma integridad, bajo presión y, por otro lado, más allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo a pesar de las circunstancias difíciles (Vanistendael, 1994, citado en [1]).

Hay personas que no hacen uso o hacen un uso de esta capacidad de manera diferente, esto explica porque hay formas diferentes de reaccionar ante situaciones problemáticas.

Definición de Resiliencia según diversos autores (tomadas de [1]):

* Capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superándolas e incluso, siendo transformado por ellas. (Grotberg, 1995).

* La resiliencia es un proceso, un devenir, de manera que no es tanto la persona la que es resiliente como su evolución y el proceso de vertebración de su propia historia vital (Cyrulnik, 2001)

* La resiliencia significa una combinación de factores que permiten a un ser humano, afrontar y superar los problemas y las adversidades de la vida, y construir sobre ellos (Suárez Ojeda,1995).

El blog siguiente, tiene una descripción de la casita de vanistendael y varias formas de incluir el tema de la resiliencia en el aula.

http://cyrulni.blogspot.mx/2012/10/la-casita-de-vanistendaeluna forma.html?showComment=1379312226341#c6290695193147352499

En el enlace siguiente, se encuentra la biografía de Cyrulnik, quien es todo un personaje en el asunto de la resiliencia y tiene toda la autoridad para hablar de ella. También habla de Tim Gennard, quien llegó a ser coautor con Cyrulnik de “El realismo de la esperanza”

http://www.redsistemica.com.ar/melillo.htm

Enfoques actuales acerca de la resiliencia

 Considerando un primer enfoque, el cual es de tipo preventivo, una iniciativa del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, creó un manual sobre la promoción de la resiliencia familiar [2]. Este enfoque hace una analogía de la formación de la resiliencia con el tejer prendas y señala que al igual que cuando se tejen prendas, tejer vínculos familiares, requiere de pasión, dedicación, devoción, afecto, paciencia, creatividad… todo lo que se requiere para tejer esas pequeñas prendas, se requiere también para “tejer” vidas humanas.

Este enfoque de tipo preventivo, menciona que  el vínculo, compuesto de afecto y buen trato, es el “hilo” conductor de una capacidad excepcional de los seres humanos: la resiliencia y propone un plan denominado “Tejiendo vínculos, Tejiendo sueños, Tejiendo vida”, que consiste de cinco módulos, descritos ampliamente en [2]. El objetivo es proporcionar herramientas pedagógicas que promuevan un acompañamiento proactivo, humanizante y afectivo de la familia y otros agentes educativos a niñas y niños durante la primera infancia.

Tener (tejer con amor y resiliencia) una historia (a pesar de las dificultades o adversidades), poderla contar (volverla arte) y en torno a ella reunirnos (conversar, dialogar y emocionarnos), es encontrar un hilo (vínculo) conductor con el que hilvanar (un rito o un símbolo que conecte) los pedazos de la vida que, sin ella, son fragmentos sin contexto, partes de ningún todo (la violencia)”.

E. Sábato

Actualmente, nos interesa el enfoque dirigido a la promoción de la resiliencia en el ámbito escolar o educativo. Al respecto Jorge Barudy habla de la integración escolar como parte de un modelo de protección infantil, basado en la promoción de la resiliencia. Este autor señala que las intervenciones de protección más adecuadas se basan en los tres pilares siguientes:

* La evaluación de las competencias parentales.

* La evaluación del daño de los niños y niñas víctimas de malos tratos.

* El cuidado y el auto-cuidado de los profesionales que trabajan en los programas de protección infantil

advierte de la necesidad de evaluar las “competencias parentales”. Si después de ofrecer un programa de rehabilitación parental no se producen los cambios necesarios, hay que tener la valentía de hacer el diagnóstico de incompetencias parentales crónicas, severas e irrecuperables. Esto para ofrecer a los niños y niñas un medio de vida alternativo a su familia de origen y esto hasta su mayoría de edad.

Para la promoción de la resiliencia en el ámbito educativo, Crespo (2010), señala

“Desde su desempeño profesional el profesorado que promueve la resiliencia defiende un modelo que enseña e incentiva a chicos y chicas a mejorar y desarrollar aún más sus capacidades académicas, físicas y sociales. La Rueda de la Resiliencia (Henderson y Milstein, 2003), es un diagrama muy ilustrativo que recoge los pasos necesarios para promover resiliencia en el contexto escolar. Costa de seis pasos, que enumeramos y desarrollamos a continuación.

1.Enriquecer los vínculos prosociales fortaleciendo las relaciones entre las personas presentes en la vida cotidiana de la escuela. Para ello hay que crear oportunidades para que el niño y la niña interactúen con sus iguales, generar situaciones y espacios de interacción con los demás donde existan diferencias de jerarquía, potenciar actividades cooperativas generando un clima de aula o cultura institucional positiva y solidaria.

2.Fijar límites claros y firmes que permitan ayudar a comprender y respetar las normas de convivencia, ayudar a entender el sentido de dichas normas y de los límites impuestos y entender que las normas tienen un fin de colaboración y solidaridad. Todo ello haciendo partícipe al alumnado en el proceso de construcción y transformación de dichas normas.

3.Enseñar habilidades para la vida: Destrezas psicosociales que facilitan y ayudan a enfrentarse con éxito a las exigencias y desafíos de la vida cotidiana: habilidades sociales, habilidades cognitivas y habilidades para el control de emociones, tales

como resolución de conflictos, cooperación, habilidades de comunicación, realizando esfuerzos para mejorar las relaciones en el aula y centro escolar, trabajando la educación emocional (alfabetización emocional) y aprendiendo a poner en práctica la asertividad a la vez que se potencian espacios de aprendizaje para desarrollar habilidades sociales, competencias socioemocionales y habilidades para la vida adecuados al nivel de desarrollo del alumnado. El desarrollo de un locus de control interno, junto con la potenciación de la cooperación y respeto a los demás.

4.Brindar afecto y apoyo. Primordial para promover resiliencia: Para lo cual se ha de transmitir al alumnado mensajes de apoyo y valoración proporcionándole el reconocimiento en función del esfuerzo realizado en vez de los logros obtenidos, a la vez que reconociendo y legitimando sus éxitos y logros, por insignificantes que puedan parecer.

5.Establecer y transmitir expectativas elevadas. Transmitir y aportar una esperanza de futuro factible valorando el esfuerzo individual, usando connotaciones positivas. Demostrar confianza en las posibilidades de la persona para conseguir las metas propuestas.

6.Dar oportunidades de participación significativa. Supone otorgar a todas las personas una alta cuota de responsabilidad en relación a lo que sucede en el centro escolar y dar la posibilidad de participación en las decisiones, la planificación, la resolución de conflictos.”

En resumen, este enfoque recomienda entender la resiliencia desde un punto de vista proactivo, para generar oportunidades dirigidas hacia las soluciones, las capacidades y fortalezas. Confiando en que este enfoque contribuya a que los alumnos alcancen y desarrollen su potencial humano, a pesar de las dificultades que se les presenten.

Me gustaría comentar algunas experiencias en mi práctica docente, que pudieran estar relacionadas con la promoción de la resiliencia. Cuando colaboré en la Universidad Politécnica de Amozoc, Puebla (2009-2011). Me percaté que había estudiantes muy capaces y con avidez de conocimiento y que habían sido maltratados por sus compañeros y maestros en los niveles anteriores (la mayoría venían de escuelas rurales). A consecuencia de esto, tenían una autoestima muy baja, que no les permitía darse cuenta de lo capaces que eran. Entonces, mi trabajo principal consistía en hacerles ver una y otra vez su gran talento. Esta tarea era muy difícil ya que no faltaba el estudiante que se sentía el más capaz y cuando los organizaba para trabajar en equipo, se encargaba de demostrarles a los otros que él era el mejor.

Hacíamos trabajo colaborativo intensivo en el aula, tanto en las bancas como en el pizarrón. Todos éramos aprendices. Además, hubo varios que manifestaron que antes no les gustaban las matemáticas pero que ya les empezaban a gustar. Todas las preguntas eran bienvenidas y apreciadas, discutidas y resueltas ampliamente de una y otra forma, hasta que quedaban claros los métodos o conceptos. Eso era lo menos que podía hacer, ya que había estudiantes que caminaban media hora desde su casa hasta el pueblito siguiente para poder tomar un taxi que los llevara a carretera y abordaran el autobús que los llevaba a Amozoc, donde está la universidad. Tardaban alrededor de dos horas y media para llegar a la universidad, entonces me sentía con el deber de apoyarlos en su formación integral.

Ahora estamos en la ruta1 con la oportunidad de aprender a ayudar a aprender en la red y con la red. Oportunidad magnífica para seguir ayudando a los estudiantes en la construcción de su conocimiento, entre otras cosas. Esta posibilidad de comunicación es una oportunidad de compartir y aprender que jamás me imaginé y que hoy es una realidad llena de retos a vencer, con las herramientas para lograrlo a nuestra disposición. La limitante  puede ser nuestra creencia de que no podemos, pero poco a poco y haciendo las cosas, veremos que podemos con todo eso definitivamente. Contamos con nuestro talento y con la paciencia y experiencia de Nilda, Liliana, Pilar, Paco y los demás profesores del CAR, que por no estar activa actualmente en ITESO, desconozco sus nombres pero les agradezco por estar en disposición de ayudarnos.

Como conclusión breve de este tema tan amplio, podemos estar de acuerdo en que los profesores debemos ser agentes de la formación de la resiliencia, siendo figuras significativas para los alumnos y los aceptemos incondicionalmente, para que tengamos su confianza y cuenten con nosotros. Desde luego, es importante capacitarnos para ser unos buenos tutores de resiliencia. Las herramientas para apoyarnos en la red durante la promoción de la resiliencia son muy diversos y los podemos adecuar a un plan de promoción que tomen en cuenta los aspectos recomendados en las investigaciones relacionadas con este tema. En el video siguiente, un maestro nos muestra una forma de promover la resiliencia en el ámbito escolar

http://www.youtube.com/watch?v=f9WzX5Svi3k

seguimos aprendiendo en la red…

Referencias bibliográficas:

[1] “Las bases del paradigma de la resiliencia”. Disponible en:

http://www.paniamor.or.cr/novedades/aportes/resiliencia.shtml

[2] “Promoción de la Resiliencia familiar, Manual de agentes educativos” . Disponible en: https://web.oas.org/childhood/ES/Lists/Recursos%20%20Bibliografia/Attachments/56/60.pdf.

[3] Crespo S. (2010). Promover resiliencia para prevenir la violencia. 1er CongresoInternacional Virtual para la Formación del Profesorado.

3 thoughts on “Mi tema-problema

  1. Hola Irma, me encantó leerte y me aprendí mucho sobre cómo plantear un tema problema en la red. La Resiliencia es mucho de lo que hay que fomentar en el tema de emprendimiento🙂

    Su planteamiento desde el ámbito educativo me parece fundamental y la manera en la que lo soportas es contundente al menos para mí, gracias por compartir @cibaidon.

  2. Hola, leí tu artículo sobre la resiliencia, me pareció que la casita de Vanistendael es una metáfora fácil para entender este tema. Sin embargo me cuesta trabajo como llevarlo al aula. Es un tema muy delicado que requiere de capacitación. También vi una parte del video y obviamente el profesor japonés tenía bases, experiencia y conocimiento para manejar la situación. Creo que este tema debe tratarse con más profundidad, ya que el manejo de sentimientos es algo muy delicado.
    Te felicito por tu labor en la Universidad de Amozoc, Puebla.

  3. Hola Sonia,

    muchas gracias por leerme y me parece que te había contestado ya, pero ha de haber sido en Google+. o twitter, porque aquí no aparece mi respuesta. En fin, como bien señalas, esto hay que tratarlo con más detalle y profundidad, ya que efectivamente, el manejo de los sentimientos es un tema muy delicado y requiere como dices, que nos capacitemos responsablemente, para apoyar de manera realmente útil. Gracias Sonia!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s